Un geriátrico de Tandil podría ser multado con una millonaria multa por permitir el encuentro de los abuelos y abuelas con sus nietos unos pocos minutos (Fuente: La Voz de Tandil)

Un geriátrico de Tandil podría ser multado con una millonaria multa por permitir el encuentro de los abuelos y abuelas con sus nietos unos pocos minutos (Fuente: La Voz de Tandil)

05/12/2021
Coronavirus en la Argentina: multan con 2 millones de pesos al geriátrico de Tandil que organizó un abrazo cuidado entre los residentes y sus familias
Redaccion Redaccion
Desde Reminiscencias aseguran que se tomaron todos los recaudos; “Los abuelos y abuelas se están muriendo de tristeza, dejan de comer porque extrañan a sus familias”, dicen

Hace poco más de un año, casi nada se sabía del coronavirus. Pero había un dato que se reafirmaba cada día: la pandemia es aún más cruel con los ancianos. Los geriátricos cerraron sus puertas para cuidar de los mayores y el contacto con los familiares se limitó, pero un hogar de Tandil implementó un sistema de abrazos a través de un nylon para mitigar el dolor de las abuelas y abuelos. Ahora, ese mismo lugar podría ser multado dos millones de pesos luego de que la comuna le labrara un acta por organizar un encuentro entre nietos y residentes, previo a Pascuas.

“El acta de infracción a una ordenanza municipal que le hicieron al geriátrico Reminiscencias va en contra de la Constitución provincial que vela por los derechos de la tercera edad, por su salud integral. Hay abuelos que se están muriendo de tristeza, que dejan de comer porque extrañan a sus familias”, remarca la abogada María Leticia Pey, a cargo de la defensa del hogar, en diálogo con LA NACIÓN.

Unos días antes de que se conmemorara Pascuas, las autoridades del hogar decidieron organizar una actividad para estimular a los ancianos y acercarlos un poco a sus seres queridos. Durante tres días, nietos de entre 9 y 30 años - 10 niños y jóvenes distintos por cada jornada - ingresaron al hogar para preparar huevos de Pascuas. Vestidos con todos los protocolos, según contó la letrada, los visitantes estuvieron con sus abuelas y abuelos calentando el chocolate, armando los moldes y decorando los dulces en un salón grande y con toda la ventilación requerida. “Cada grupo estuvo, como mucho, media hora dentro del hogar”, dijo Pey.

Finalmente, los huevos fueron entregados por los nietos a otros familiares en las afueras de la residencia. A través de la ventana, los ancianos observaban el especial momento. Pey destacó que todo el proceso fue supervisado por el médico que atiende en el hogar. “Siempre hubo mucho cuidado. Nunca hubo un caso de Covid-19 en el geriátrico y todos los abuelos ya tienen la primera dosis de la vacuna”, agregó la abogada.

El viernes de la semana pasada hubo una audiencia con el juez de Faltas local Pedro Oliveto, quien será finalmente quien decida en las próximas horas si corresponde o no hacer efectiva la millonaria multa impuesta por la municipalidad de Tandil. “La ordenanza mezcla todo. Desde las restricciones que tienen los locales de gastronomía, qué pasa con quien no cumple el aislamiento”, se quejó Pey.

Abrazos de plástico

Para contrarrestar el aislamiento social, el año pasado las autoridades del geriátrico Reminiscencias copiaron lo hecho en un lugar similar en España y colocaron un plástico con agujeros donde los familiares de los residentes pudieran colocar sus extremidades superiores para abrazar a sus seres queridos.

La dueña contó entonces que la mejor manera que encontraron para coordinar la visitas era a partir de un grupo de WhatsApp con las 48 familias para cumplir con las medidas de seguridad.

  • Via
  • Redaccion
  • Fuente
  • LA NACION
  • TAGS



Dejanos Tus Comentarios

Comentarios con Facebook

Nuestras Redes